¿Conocen el efecto del centésimo mono?

Según la Wikipedia es un fenómeno en el que se supone que un comportamiento aprendido se propaga rápidamente desde un grupo de monos hasta todos los monos, una vez que se alcanza un número crítico de iniciados. Por generalización se refiere a que la difusión instantánea de una idea o habilidad para el resto de la población se produce una vez que una cierta parte de esa población ha oído hablar de la nueva idea o aprendido la nueva habilidad mediante algún proceso desconocido en la actualidad más allá del alcance de la ciencia.

La leyenda o el bulo, como prefieran, cuenta que;

Mucho tiempo atrás, en un pueblo lejano en Japón, había un mono llamado Emo. Los monos en esa época solían comer las manzanas sucias en el piso de jardines llenos de polvo. Un día, por error, Emo lavó la manzana en el estanque antes de comerla. A partir de entonces lavaba cada manzana que iba comer. El mensaje pasó de Emo a un segundo mono y luego a un tercero y así sucesivamente. Muchos monos empezaron a lavar las manzanas antes de comerlas. Después de algún tiempo, algunos monos vecinos de otros pueblos también comenzaron a lavar las manzanas antes de comer. El día en que el centésimo mono lavó una manzana y se la comió, se observó un extraño fenómeno en todo el país: todos los monos empezaron a lavar las manzanas antes de comerlas. Por lo tanto, en esa zona la masa crítica fue de 100. Una vez que se alcanzó la masa crítica, la información se propagó como un reguero de pólvora por todos y cada uno de los monos y todos empezaron a lavar las manzanas antes de comerlas.

Independientemente de que crean o no ustedes en esto, es innegable que una suma concreta de individuos que hayan comenzado a ejercer un cambio conveniente en la realidad, seguirán sumando adeptos hasta concretar el hecho determinado en una realidad posible y plausible.

Esto es lo que sin duda está ocurriendo en España con la nueva fuerza política que, y esto también es innegable, ha deshecho un partido tradicional en pequeños legajos apenas reconocibles y ha acelerado la abdicación de un Rey.

Me detengo un momento para explicar esto último, pues habrá gente que no lo reconozca. Deben saber, que para que un rey sea coronado en España necesita mayoría absoluta en el congreso, cosa que hasta este momento no generaba problema alguno, debido a la eterna alianza PPSOE, pero quien sabe qué puede ocurrir en el futuro con este levantamiento, mal llamado, de Izquierdas.

Al fin queda claro que esta democracia es un montaje ideado por el guionista “Patxi” desde la caverna del pasado donde se ideó un falso partido de izquierdas (PSOE), para anular aquel otro más genuino y problemático, donde se decidieron favores y poderes entre los dos supuestos garantes de ese nuevo modelo de estado, que yo no voté, con la supremacía simbólica de un elemento medieval, para el mantenimiento de las clases sociales amigas del poder y del dinero y para el entretenimiento estúpido de las clases trabajadoras. “Atado y bien atado” ¿Recuerdan?

Pues bien, por todos es sabido esto, y otras cosas, y por ello sobran motivos para estar de sobra indignados.

Y es que el nuevo partido cuenta con argumentos que han ido macerándose estos años atrás y los han hecho suyos, obviando la vieja metodología de izquierdas y derechas, obsoletas por ineficaces, y absorbiendo otra heredada como digo, de las calles, indignados y redes sociales. Con frases tan acertadas como “Somos los de abajo y vamos a por los de arriba”.

Se trata pues de la lucha de clases de toda la vida, de ricos contra pobres, pero más moderna, más constructiva, más equitativa. Y esto ha cogido con la guardia baja a los actuales empresarios/gobernantes que desde su infranqueable atalaya no veían que el enemigo no estaba en el frente con las armas bien visibles, sino en el servicio, colocándole los tenedores y llenándoles las copas de vino.

Y es que, la nueva corriente que empuja este partido no pretende basarse en textos de viejos líderes, ni en ejemplos sociopolíticos anteriores. Ellos están aprendiendo constantemente con su muy particular forma de reuniones y asambleas a pie de calle y adaptando sus métodos a este aprendizaje. Por este motivo, la vieja escuela no sabe cómo atajar este problema, que viene a poner en peligro sus desmanes y robos indiscriminados.

Para haber evitado que este partido creciera, habría que haber limitado el acceso a las redes cibernéticas. Esta es la herramienta definitiva, la que debe ser aprendida y usada por toda la población, sólo la voluntad o el descontento de una población cansada puede crear esta necesidad de aprendizaje y convertirla en real. No hay ningún impedimento para que cualquier ciudadano pueda cómodamente desde su casa decidir libremente donde quiere que vaya tal o cual partida presupuestaria, por poner un ejemplo. Pero el control o censura de la red es ya imposible, demasiado tarde para evitar que toda esa información incómoda haya salido ya a la luz y todos conozcamos como un ministro vende lo que le corresponde, léase luz, agua, seguridad, transporte, lo que sea, a una empresa privada, porque después de su período de ministro, tendrá un asiento reluciente como consejero de esa compañía, con un sueldo descomunal sin mucho más que hacer en su vida. Ya conocemos que estas son las famosas Puertas Giratorias que hay que eliminar a toda costa. Ya ha salido a la luz sus desorbitados sueldos, su falta de cultura y su desfachatez constante, en definitiva, su inutilidad. Ya no nos sirven, ahora tenemos un método y unas herramientas para que todos, y digo absolutamente todos, podamos reconstruir un país que algunos miserables han estado, y aún siguen, derribando con total impunidad. A estos miserables se les acaba el tiempo y he aquí donde está la guerra sin cuartel, porque no dejaran fácilmente sus sillones y sus posibilidades de enriquecerse. No se rendirán, y usando los medios que tienen, que no son pocos, televisión, religión y miedo, mucho miedo, lucharán sin cuartel contra la nueva revolución que se les viene encima, y que sin duda acabará condenándolos por alta traición, por vender a su país, y los veremos a todos en la cárcel, o fuera de nuestras fronteras. Estoy seguro de ello. Depende, ahora sí, exclusivamente de nosotros, es más fácil de lo que habíamos imaginado, ahora es el momento de que alcancemos esa masa crítica de la que habla la teoría del centésimo mono y la realidad deseada deje de llamarse utopía.

Publicado en Deguadaíratv el 27 de junio 2014

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s