Hay hechos que personalmente logran sacarme completamente de quicio, cosas que este gobierno pedante y corrupto hace ante la pasividad de la población.

Podría enumerar los infinitos casos de corrupción, la dejadez y pereza de los gobernantes, la indefensión de no solo los más necesitados, sino de toda la clase obrera o de pocos recursos. La ira me nace con todo esto y con más, y sé que a los lectores también.

Hoy quiero poner el foco en la bellaquería que están haciendo con las energías renovables y con el famoso impuesto al sol. Esto no tiene nombre ni perdón de su recurrente Dios.

Mientras que el resto de países Europeos destinan recursos a potenciar estas energías, mientras que en cualquier país decente se premia a aquel que produce su propia energía, aquí se les persigue y castiga con multas que superan la capacidad de asombro. No es de extrañar que para revistas internacionales de prestigio como Forbes este impuesto sea un chiste, una ridícula demostración de que el pueblo español traga con lo que sea.

La producción eléctrica por medios ecológicos y/o caseros es beneficiosa para el medio ambiente, para el productor, es una mina en cuanto a generación de empleo, es bueno para todos excepto para los oligopolios eléctricos que controlan y manipulan la tarifa eléctrica con estafas continuadas, pero que proporcionan puestos de consejeros a los políticos de turno con nóminas exuberantes. Vamos lo que se llama una puerta giratoria, aunque en realidad debería llamarse casos mafiosos de compra de cargos.

España, por su situación geográfica, podría estar produciendo electricidad a partir de la captación de energía solar por encima de cualquier nación Europea. Sin embargo, el parque de energía auto consumida está en torno a los 22 MW. Estamos pues muy por detrás de Alemania (2000 MW), Francia (1000 MW) o Reino Unido (2300 MW).

Clama al cielo, desde luego. Pongo un pequeño caso que ejemplifica la desfachatez del ministro Soria, mientras estuvo en el cargo, y su descarada posición a favor de las empresas de producción de combustibles fósiles. Una noticia que pasó desapercibida el pasado 5 de Enero de este año:

El empresario Jorge Morales de Labra, miembro de la Plataforma por un Nuevo Modelo Energético, declaró a los medios locales que el real decreto de autoconsumo que el Gobierno central aprobó el pasado mes de octubre impide que gran parte de las plantas desaladoras del Archipiélago utilicen energía eólica para abastecerse,  algo común en el archipiélago Canario, ya que abarata los costes en el sector agrícola, que utiliza para el riego de los cultivos el agua dulce generada en plantas alimentadas con energías limpias.

”El Gobierno nos obliga a volver a desalar agua con petróleo”, afirmó Morales de Labra.

Me indigna esto y la pasividad de nuestro pueblo, que ve como se le despoja de toda posibilidad de avanzar hacia una sociedad moderna y justa.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s